1) El año inicia con resultados de estudio gubernamental que muestra que la diversidad de maíz en México es mayor que lo que se consideraba:

El Dr. José Sarukhán, dio a conocer en la revista científica Nature, algunos avances de los nuevos datos sobre la diversidad genética de maíz que ha arrojado el estudio que realiza la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

El estudio sobre las razas de maíz fue financiado con 1.5 millones de dólares por la Sagarpa, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados.
Algunos de los hallazgos de este estudio son: primero, un amplio numero de razas nativas son cultivadas en la actualidad ampliamente; segundo, la diversidad del maíz nativo cultivado es superior de lo que se pensaba antes de este estudio, (en particular en los estados del norte de México); y tercero, probablemente nuevos maíces nativos han sido identificados, la diversidad de los mismo nativos es mayor de lo que antes se había apreciado.
Sarukhan, et al. Is transgenic maize what Mexico really needs? Nature biotecchnology. Volume 29, number 1 January 2011

2) Enseguida se dio a conocer que el gobierno negó a Monsanto los permisos para la siembra de maíz transgénico en fase piloto en Sinaloa. Noticia sumamente relevante, que dio a conocer Monsanto, un mes después.