Agroecología, capitalismo y cambio climático: Miguel A. Altieri*

Las concentraciones de gases de invernadero han alcanzado niveles nunca antes detectados. Como resultado, las temperaturas en los océanos y la tierra son ~ 1°C más altas que en la era preindustrial, y las precipitaciones se hacen más variables y más extremas. Estos cambios ya ejercen impactos tangibles sobre varios procesos biofísicos planetarios (acidificación de los océanos, extinción de miles de especies, escasez de agua fresca, etcétera) y también pone en jaque la producción agrícola, en especial los grandes monocultivos industriales, que son parte del problema pero que siguen expandiéndose a pesar de estarse autodestruyendo al minar las condiciones ecológicas de la producción: producen 30 por ciento de los gases de invernadero y dada su homegeneidad genética son extremadamente vulnerables al cambio climático.

Aunque existe conciencia sobre la emergencia que representa el cambio climático, las emisiones de carbono siguen incrementándose y no se vislumbran acciones para frenar el calentamiento global. El problema es que la causa-raíz del desafío ecológico, es el sistema capitalista incapaz de asegurar respeto por el medio ambiente y al capitalismo no le conviene implementar cortes urgentes en las emisiones de carbono, pues estas medidas amenazan su propia existencia. Detener las emisiones antes de alcanzar el umbral de 2°C (que conduciría a un estado de irreversibilidad climática) requiere un cambio revolucionario que va en contra del crecimiento económico y la hegemonía de las multinacionales. Para mantenerse bajo el umbral, los países ricos tendrían que cortar sus emisiones en 10 por ciento por año, amenazando los niveles de consumo y bienestar que gozan. Los cambios agrícolas necesarios requerirían no sólo romper el monocultivo con estrategias agroecológicas, sino también desmantelar el control de las multinacionales sobre el sistema alimentario, el sistema de producción basado en petróleo, y las políticas agrarias neoliberales que lo ampara.

La respuesta de los grandes intereses es que la tecnología unida a la magia del mercado podrán solucionar los problemas climáticos, promoviendo la ilusión de un crecimiento económico ilimitado que no impacta la naturaleza. El agronoegocio aprovecha estas crisis para restructurarse con las mismas estrategias pero disfrazadas bajo el nombre de la agricultura climáticamente inteligente. Las prácticas que proponen priorizan la mitigación basadas en mercados de carbono por sobre la resiliencia socioecológica y la soberanía alimentaria. Los créditos de carbono favorecen a los agricultores más contaminantes y los agricultores que siguen prácticas que secuestran carbono, venden sus créditos a multinacionales contaminadoras.

La agroecología plantea la conversión agroecológica de los sistemas de producción, y la creación de redes alternativas de alimentos saludables y accesibles para todas las personas. La agroecología capitaliza en la experiencia de miles de campesino(a)s que utilizan policultivos y sistemas agroforestales que minimizan los riesgos frente al cambio climático. Evidencias demuestran que estos sistemas agroecológicos son más resistentes a los impactos de sequías y huracanes que los monocultivos, por tanto constituyen modelos que ofrecen una gama de diseños de manejo para reforzar la resiliencia de los agroecosistemas modernos.

La agroecología plantea una visión radicalmente diferente a los sistemas alimentarios globalizados basados en la homogenización, especialización, industrialización y medidas económicas cortoplacistas. Los nuevos sistemas agroecológicos se basan en sistemas familiares de pequeña escala, locales, biodiversos, autónomos, incrustados en territorios controlados por las comunidades y apoyados por consumidores solidarios que entienden que comer es a la vez un acto político y ecológico.

* Profesor emérito de Agroecología, Universidad de California, Berkeley

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/11/opinion/019a2pol

 

Sebastião Pinheiro: 'El agronegocio se ha transformado en algo que no es más agricultura'

En un texto publicado en su página en Facebook, el último día de 2017, el ingeniero agrónomo y forestal Sebastião Pinheiro escribió: "Comer es algo que necesitamos hacer varias veces al día y muchas veces fuera de nuestra casa para garantizar la salud, calidad de vida y cultura. Sin embargo, día a día hay una escalada en el miedo y el terror con el consumo de alimentos venenosos, tóxicos y de alto riesgo a largo plazo. Es la mayor amenaza a la humanidad ya la evolución ". A lo largo de las últimas décadas, en espacios como el Laboratorio de Residuos de Agrotóxicos del Medio Ambiente y del Núcleo de Economía Alternativa de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (UFRGS), Sebastião Pinheiro dedica su vida a estudiar las relaciones entre agricultura, salud y el medio ambiente y alertar a la sociedad sobre las graves consecuencias de un modelo agrícola basado en el uso intensivo de agrotóxicos, transgénicos y otros insumos químicos.

En una entrevista con Sul21, Sebastião Pinheiro habla sobre el proceso de transformación de la agricultura en la agroindustria, para él, fue cesando poco a poco a ser la propia agricultura. "Agricultura es una de las palabras más lindas que existe y no significa cultivo solamente. Ella involucra una cultura que tiene una espiritualidad, una religiosidad, valores y la naturaleza asociados a ella. La agricultura pasó a ser agronegocios. Eso fue un gran golpe. Se salió la cultura y entró el negocio. ? "Se han retirado valores de la agricultura y el agronegocio pasó a significar sólo dinero", afirma. El investigador también evalúa el crecimiento de la agroecología en las últimas décadas, reconoce avances, pero alerta para oportunidades que se perdieron:

https://www.alainet.org/es/node/190221

https://jornalggn.com.br/noticia/sebastiao-pinheiro-%E2%80%98o-agronegocio-transformou-se-em-algo-que-nao-e-mais-agricultura%E2%80%99

 

demandaboletines phixr

NOVENO INFORME SEMESTRAL

DEMANDA COLECTIVA MAÍZ

5 de enero de 2018

Con 54 meses de litigio en 17 tribunales federales, este informe cumple con el mandato de ley de informar a toda la sociedad consumidora de maíz en México y usuaria de la biodiversidad del medio ambiente, así como a los firmantes de la demanda colectiva contra la siembra de maíz transgénico; para que conozcan las acciones y resultados que se han alcanzado en la defensa de los maíces nativos mexicanos y de sus parientes silvestres.

  1. Medidas cautelares para suspender la siembra de maíz transgénico

La demanda colectiva ha logrado que por mandato judicial se suspenda la siembra de maíz transgénico en todo el país desde septiembre de 2013 hasta la fecha.

Desde 2013 las empresas trasnacionales demandadas y la SAGARPA, han intentado 15 juicios de amparo para lograr sembrar transgénicos. La industria trasnacional y el gobierno federal han intentado que los tribunales los amparen contra la suspensión judicial de siembra. Del total de 15 amparos ya hemos ganado 11, con lo que se mantiene la SUSPENSIÓN de siembra.

Este semestre el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito resolvió parcialmente el paquete de 4 amparos que estaban pendientes de resolver. En la sesión pública el 24 de noviembre, los tres magistrados integrantes de este Tribunal determinaron carecen de competencia para resolver si una ley federal es constitucional, o no; y teniendo en cuenta que una de las trasnacionales demandadas impugnó la constitucionalidad del artículo 610, fracción IV, del Código Federal de Procedimientos Civiles, decidieron remitir el expediente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Probable otorgamiento de permisos bajo vigilancia judicial

- A manera de síntesis puede decirse que los permisos pre comerciales y comerciales están suspendidos por mandato judicial; mientras que los permisos con medidas de contención y con finalidad científica, podrían ser suspendidos si mediante la vigilancia y el control judicial se demuestra la ineficacia de las medidas de bioseguridad.

- SAGARPA y SEMARNAT de mayo de 2016 a diciembre de 2017 han rendido informes mensuales al Juzgado, aunque en algunas ocasiones hemos tenido que solicitar al juzgado que ordene la entrega de informes por retrasos en los que incurren.

- Las dependencias de gobierno reportan en sus informes, incluyendo los presentados en diciembre de 2017, que NO se han otorgado ni actualizado trámites para ningún tipo de permisos de liberación o siembra de OGM de maíz.

- En su caso, estarían sujetos al control y vigilancia del Juez federal, antes, durante y después de la autorización de siembra. Los científicos de la demanda colectiva podrían conocer, opinar e impugnar la vigilancia que el Juez realice sobre el herbicida glifosato, la presencia NO autorizada de transgénicos, la investigación científica, etc.

  1. Demanda de Acción Colectiva contra el maíz transgénico

Pretensiones de la demanda colectiva

Que la autoridad judicial federal declare que la liberación o siembra de maíces transgénicos dañará el derecho humano a la diversidad biológica de los maíces nativos, de las generaciones actuales y futuras; así como los derechos derivados: derecho a la alimentación, derecho a la salud y derechos de los pueblos originarios. Asimismo se tiene como finalidad que se denieguen todos los permisos de liberación o siembra de OGM de maíz.

Quiénes presentaron la demanda colectiva

53 personas, científicos, investigadores, académicos, campesinos, apicultores, defensores de derechos humanos, ambientalistas, artistas, representantes de organizaciones civiles, todos consumidores.

Estado Actual

Durante 54 meses de litigio se han superado las etapas de: admisión preliminar de la demanda, certificación de la demanda (etapa que superó 11 juicios de amparo que promovieron el gobierno federal y la industria trasnacional), conciliación (sin haberse alcanzado acuerdo entre las partes), y actualmente nos encontramos en la fase de impugnaciones que las partes hemos promovido dentro del periodo para proponer y preparar las pruebas.

En este semestre continuamos con la defensa de las pruebas que el Juez se ha negado a aceptarnos. Planteamos la necesidad de que se lleve a cabo un profundo debate judicial sobre el tema. Mantendremos nuestras acciones legales hasta el final del juicio colectivo para defender que la Colectividad acceda plenamente a la justicia.

Como parte de estas acciones, estamos litigando dos recursos de revocación en donde solicitamos que nos respondan sobre el procedimiento que seguirá nuestra oposición a las traducciones ofrecidas y ratificadas por las empresas demandadas.

Mayores informes en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Compartimos video, "El rescate de la milpa", que gracias a Canal Once y Fundación Semillas de Vida nos llevan a conocer una milpa mexicana:

 

 

 

Ciudad de México, 24 de noviembre del 2017

Colectividad del maíz logra mantener la suspensión de siembra maíz transgénico por tiempo indefinido:

Les compartimos el video: https://youtu.be/9I8qvO1AFJI


• Suprema Corte de Justicia de la Nación analizará su constitucionalidad
• #AlertaMaíz cientos expresiones de preocupación y solidaridad
• Llamado a seguir reaccionando ante el embate de desinformación


Con mucho gusto les informamos que el Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito decidió mantener la medida precautoria que suspende la siembra de maíz transgénico en México y envían a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los magistrados que emitieron este histórico fallo son: María del Carmen Aurora Arroyo Moreno, José Rigoberto Dueñas Calderón y Marco Antonio Rodríguez Barajas.


La Colectividad defensora del maíz nativo hace un llamado a la sociedad a seguir de cerca esta resolución, que hoy da una alegría al pueblo del maíz, en medio de la batalla que se libra en tribunales frente a las empresas trasnacionales Semillas y Agroproductos Monsanto, Monsanto Comercial, PHI México (filial de Pioneer-Dupont), Dow Agrosciences y Syngenta y el gobierno federal representado por SAGARPA y SEMARNAT. Al mismo tiempo pide redoblar los esfuerzos ante el embate de desinformación que rodea al tema de los transgénicos, “en cada lugar de la sociedad se puede compartir la información al respecto de los impactos de los transgénicos”, puntualizaron.


Ante la #AlertaMaíz cientos de expresiones de preocupación y solidaridad se cruzan por los ojos del mundo expectantes en México, por el proceso jurídico histórico en el que peligra la planta que constituye el 69% del sostenimiento alimentario de toda la población -que en su mayoría comemos sin procesamiento industrial. Por otro lado, el 66% de toda la superficie cultivada en el país corresponde a maíz. Consumimos como alimento tres cuartas partes del maíz blanco que producimos, al tiempo que destinamos como forraje el 75% de maíz amarillo mayormente importado.


La Demanda Colectiva en vía de acción difusa se realiza con pretensiones declarativas sobre la liberación al ambiente o siembra de maíces transgénicos que daña el derecho humano de conservación, utilización sostenible y participación justa y equitativa de la diversidad biológica de los maíces nativos, también conocidos como criollos; así como los derechos que de éste derivan: derecho a la alimentación, derecho a la salud y derechos de los pueblos originarios.


Abrazo con esperanza para todos los corazones de maíz!!!!
Adelita San Vicente Tello
Fundación Semillas de Vida, A.C.

 

Encuesta:

¿Y tú, sabes lo que comes? Fundación Semillas de Vida A.C., te invita a participar en nuestra  encuesta: 

 https://es.surveymonkey.com/r/F9GWKW6

 

 

México debe mantenerse en UPOV 78 y NO adherir la versión 1991 del Convenio UPOV

UPOVP7nov2017carrusel phixr

7 de noviembre del 2017

Conoce y firma la petición siguiente:

Ya está activa la campaña de Avazz! En el siguiente link:
 
 

México debe mantenerse en UPOV 78 y NO adherir la versión 1991 del Convenio UPOV

Ante la eventual renegociación del Tratado Transpacífico sin EUA en Vietnam con la asistencia de Peña Nieto y la Quinta ronda de negociaciones del TLCAN, que será en la Ciudad de México, con reuniones sobre propiedad intelectual, entre otros temas, demandamos que

Con el objetivo de establecer un marco jurídico conveniente para las corporaciones de semillas, el Tratado Transpacífico (TPP) requiere que los países firmantes se adhirieran al Acta 1991 de la Unión Internacional para la Protección de Obtenciones Vegetales (UPOV). El cual considera patentar las variedades y genes y de esta manera se asegurarían los derechos de propiedad intelectual de las empresas sobre este bien común de la humanidad que ha sido preservado por las y los campesinos. El Artículo 18.7.2 así lo señala.


El Tratado Transpacífico en su versión II (TPPII) que se negocia sin EUA desarrollará sus negociaciones del 6 al 10 de noviembre en Vietnam. Tanto en esta negociación, como en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se propondrá que los países que no lo han hecho se incorporen al Acta UPOV91. El Secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross Ross ha dicho que el TPP es la base de la renegociación del TLCAN.


México firmó el 9 de agosto de 1997 el Acta 1978 de UPOV que si bien reconoce la propiedad intelectual de manera “sui generis”, mantiene el "Privilegio del Agricultor de usar su semilla propia y el Derecho del Fitomejorador", permite el intercambio milenario de semillas y la derivación esencial.


La adhesión al Acta de 1991 tendría profundas implicaciones para México. Se contravienen derechos reconocidos en la Carta Magna y en los tratados internaciones en derechos humanos, en cuanto al limitar el uso y acceso a recursos fitogenéticos y los derechos de los agricultores.


Al prohibir el "Privilegio del Agricultor y el Derecho del Fitomejorador", así como la derivación esencial de variedades se tendrían graves afectaciones a las prácticas milenarias y consuetudinarias de los indígenas y campesinos de producir y usar semillas de sus propias parcelas e intercambiarlas libremente, limitando la diversidad genética, base de la selección autóctona que llevó a las variedades del agricultor a la condición actual para bien de la humanidad. En cambio al patentar las variedades y sus semillas, se fortalecería en exceso al obtentor.


El Acta UPOV 91 representa el escenario jurídico ideal, para que en el largo plazo, al autorizarse en forma paralela la siembra de transgénicos y contaminarse las variedades nativas, los dueños de esas variedades nativas con los eventos transgénicos patentados serían las corporaciones oligopólicas dueñas de las patentes, lo que representaría el despojo más grave en la historia de la humanidad, además desaparecerían las medianas y pequeñas empresas productoras y comercializadoras de semillas -híbridos y variedades públicas en su inmensa mayoría-. Ante la ley su semilla sería considerada "pirata". El pago de regalías a la industria las haría quebrar.


La incorporación de los diferentes países al esquema del Acta UPOV 91, es una estrategia mundial de las empresas monopólicas para dominar el mercado de semillas. Es el escenario para tener el control de las semillas en paralelo con las leyes de semillas y las oficinas de patentes en cada país, como ya ocurre en países donde tienen el control total.


Las empresas multinacionales han logrado el control en países donde se adquiere semilla cada ciclo. Filipinas se adhirió a la UPOV 1991 y, por lo tanto, tuvo que prohibir el intercambio de semillas y los bancos de semillas para las variedades protegidas, los agricultores tendrían que pagar más de cuatro veces más por las semillas. Una de las razones para usar semilla guardada en el campo o semilla intercambiada con los vecinos es porque no requiere dinero en efectivo en el momento de la siembra, que a menudo no está disponible. Los agricultores de Filipinas señalaron que si se implementaba la UPOV 1991, no habría dinero para las cuotas escolares y no tendrían más alimentos.


El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación (UNSRF) dijo que no se debería obligar a ningún país a unirse a la UPOV91. Noruega se niega a unirse a UPOV91 (y se queda con UPOV78) porque mantiene las semillas más asequibles para sus agricultores.


La estrategia de control total de la semilla por parte de las corporaciones que se emplea, en países cuya riqueza en diversidad genética es abundante, como el caso de México, ignora que la biodiversidad es necesaria para enfrentar el cambio climático y es posibilidad para encontrar respuesta a problemas graves ante los retos del clima. El impacto en la reducción de biodiversidad no tendría comparación de lo que ha ocurrido hasta ahora.


Como en el año 2012 nos opusimos al intento de aprobar en el Congreso mexicano una propuesta de minuta de nueva Ley Federal de Variedades Vegetales (LFVV), que pretendía pasar a México al Acta UPOV 91, afectando el derecho de los agricultores, así como la investigación pública y de los investigadores. Como en ese año, conocemos que se ha mantenido el cabildeo en México y otros países por los oligopolios con la complacencia de autoridades para incorporarlos al Acta UPOV 91.


Las y los abajo firmantes exigimos se detenga cualquier intento de adhesión del Acta 1991 de la UPOV y se solicita que los negociadores de estos Tratados actuen a favor de los intereses de la Nación y no de particulares.


Ciudad de México a 7 de noviembre de 2017

Adelita San Vicente Tello. Directora de la Fundación Semillas de Vida, AC
Alejandro Espinosa Calderón, UCCS, Coordinador del Programa Agricultura y Alimentación.
Margarita Tadeo Robledo, FESC, UNAM.

1. Dr. Luis Tamayo Pérez. Rector de El Colegio de Morelos.
2. Narciso Barrera Bassols
3. Emanuel Gómez
4. Catherine Marielle . Grupo de Estudios Ambientales GEA
5. Sandra Kahn
6. Mtra. Mayra Irasema Terrones Medina (UAM-X)
7. Mayra Terrones Medina Sem. Mundos Rurales: tierra, territorio y territorialidades (UAM X y Azcapotzalco, ENAH, UACM)
8. Fernando Bejarano G. Red de Acción en Plaguicidas y Alternativas en Méx. (RAPAM), A. C.
9. Miguel Ángel Sámano
10. Dra. Carmen Jacinto Hernández
11. Luis Bustamante V. Presidente Unión de Grupos Ambientalistas, IAP
12. Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas. Coord. Nal.
13. Michelle Esther Chauvet Sánchez Pruneda
14. Dinorah López, FIAN, México
15. Yolanda Castañeda Zavala Universidad Autónoma Metropolitana
16. Ivette Lacaba Domínguez
17. Asociación de Consumidores Orgánicos y Millones contra Monsanto
18. Alianza Internacional de Habitantes
19. Pobladores AC
20. Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental, LAVIDA
21. Doctor Antonio Turrent
22. Adelita San Vicente Tello Directora de la Fundación Semillas de Vida, A. C.
23. Alejandro Espinosa Calderón, UCCS, Coordinador del Programa Agricultura y Alimentación.
24. Margarita Tadeo Robledo, FESC, UNAM.
25. Elena Kahn
26. Alberto Arroyo Picard. Investigador de la UAM-Iztapalapa
27. Carlos A. Ventura Callejas, Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A.C.
28. Adán Rivera. Asoc. Nacional de Industriales de Transformación
29. Emilio Reza Araujo, de la Cooperativa La Milpa
30. Fr. Miguel Concha Malo
31. Víctor Suárez Carrera. ANEC
32. Martha Xucunostli . Asociación Cultural Tochtepetl, A.C.
33. Lucero Juambelz G.

34. Pablo Damián Quiroz Olivares del Seminario Sindical Trabajo, Sociedad y ecología, México 1968, 50 años.
35. Alejandro Quiroz Soriano, coordinador del Seminario Sindical Trabajo, Sociedad y ecología, México 1968, 50 años.
36. ANEC Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras
37. GEA Grupo de Estudios Ambientales
38. COMCAUSA, A.C..
39. Primo Sánchez Morales, profesor investigador del Programa en Manejo Sostenible de Agroecosistemas de la BUA
40. M en C. María del Sugeyrol Villa Ramírez, Profesora Investigadora titula "A", CIBA-IPN, TLAXCALA
41. Francisca Jiménez Barrientos. Red por la participación ciudadana de Chihuahua
42. David Alan Lauer

43. Raúl Hernández García Diego
44. Alternativas y Procesos de Participación Social A.C.
45. Grupo Cooperativo Quali
46. Jesusa Rodríguez
47. Dr. Luciano Concheiro Bórquez
48. Educación, Cultura y Ecología, A. C.
49. Dr. Daniel Zizumbo Villarreal, Investigador Invitado Colegio de la Frontera Sur. Centro CONACyT.
50. Dr. José Luis Pimentel Equihua, Profesor Investigador., Colegio de Postgraduados, campus Montecillo
51. Gerardo Alatorre Frenk. Universidad Veracruzana
52. Dr. Ariel Ruiz i Altaba,Profesor University of Geneva Medical School
53. M.C. Raúl Medrano Gordillo. Profesor Investigador, Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Autónoma del Carmen
54. Alfonso S. Rocha Robles. Consejero Int. Slow Food México y Centroamérica
55. Emma Estrada Martínez
56. Patricia Borunda
57. Elsa Guzmán Gómez
58. María Luisa Albores González, asesora Tosepabn Titaniske
59. Unión de cooperativas TOSEPAN
60. Grupo ALTEPET TAJPIANIJ
61. Comité Maseual del Agua
62. Dra. Patricia Colunga GM. Investigadora visitante.Depto. Agricultura, Sociedad y Ambiente. El Colegio de la Frontera Sur- Ecosur
63. Dr. Antonio Sarmiento Galán. Instituto de Matemáticas. UNAM
64. Marco Barrera Bassols
65. Nadia del Carmen Ruiz Núñez. Bióloga. UNAM
66. Beatriz Eugenia Romero Cuevas. Profesora investigadora. Colegio de Ciencias y Humanidades UNAM

67. Monserrat González, profesora de la ENTS UNAM
68. Malin Jönsson
69. Diana Luque Agraz
70. Lucía Sepúlveda Ruiz, campaña Yo No Quiero Transgénicos en Chile
71. María Elena Rozas, coordinadora nacional, Red de Acción en Plaguicidas Chile.
72. Emanuel Gómez
73. M.C. Cecilio Mota Cruz. Semillas de Vida
74. Dr. Carlos H. Ávila Bello. Universidad Veracruzana
75. Iván Jiménez Maya
76. Pueblos en Defensa de la Tierra
77. Francia Gutiérrez Hermosillo
78. Elizabeth Ortiz Gutiérrez. Red Patrimonio Biocultural. Profesora Investigadora UAM Cuajimalpa
79. Marta Astier Calderón

80. Cristina Barros
81. Dr. Rafael Ortega Paczka – Universidad Autónoma Chapingo
82. Lilián González Chávez- UAEM Morelos
83. Tamara Ortiz Ávila – Agricultora en el municipio de Erongarícuaro, Michoacán.
84. Nayeli Sánchez Guevara – Académica (PTC) Ciencias Biológicas UAEM Morelos
85. Dr. Paul Hersch Martínez. Programa actores sociales de la flora medicinal INAH Morelos
86. Roberto Sergio Vega González. Secretario Ejecutivo de Servicio de Desarrollo y Paz, A. C. (Sedepac)
87. Julio Glockner
88. Antonella Fagetti
89. Hermilio Navarro – Agroecólogos Mesoamericanos
90. Dra. Yolanda Massieu Trigo
91. Astrid Bohnel
92. Velina Valdez Cantú
93. Regina Nava
94. Laura E. Corona. DEAS/INAH
95. Nereida Rubio – Semillas Colibrí
96. Dra. Ma. Eugenia del Carmen Mendoza Garrido. Cinvestav IPN
97. Montserrat Gispert Cruells
98. Gilberto Hurtado-Torres. Universidad Autónoma de San Luis Potosí


 

 Diplomado Internacional Agroecología

Julio 2017 -  febrero 2018

Descargar:  https://www.uv.mx/uvi/general/10979/

https://agroecologiasustentable.wordpress.com/

DiplomadoAgroecologajulio2017 phixr