• 55 5658 4497
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 Ciudad de México, 5 de noviembre de 2019

 Cientos de cuentas-bots son utilizadas para propagar mentiras.

 ¿Quién paga esas cuentas bots?

 Más de 3 mil ciudadanos vía Change, se pronuncian a favor de la ley.

En un hecho insólito, al menos para el sector rural, cientos de cuentas "bots" emprendieron una "campaña" de difamación y desinformación en contra de la Ley Federal de Fomento y Protección del Maíz Nativo.

La industria agroalimentaria y sus opinólogos han realizado señalamientos inverosímiles como que, si se aprueba dicha ley, "la tortilla llegaría a 60 pesos el kg", "que se prohibirán los maíces híbridos", que “aumentarían las importaciones de maíz”, que “se frenará la investigación biotecnológica en México”, entre otras afirmaciones mentirosas y fuera de la realidad.

La Campaña Nacional Sin Maíz No Hay País, ha señalado que dicha ley es:

 Preponderantemente declarativa (no regulatoria); genera derechos culturales y de alimentación a través de declarar el maíz nativo un derecho humano del pueblo mexicano.

 No implica que quieran quitarse o retirarse del mercado los maíces híbridos, ni que esto sea un retroceso para el país.

 No es restrictiva de los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) ni de la biotecnología moderna o de su investigación y,

 Busca garantizar y fomentar, a través de las autoridades competentes, que todas las personas tengan acceso efectivo al consumo informado de maíz nativo y en diversificación constante.

Ante los ataques sin fundamentos de la agroindustria y sus cuentas bots, exigimos al Diputado Eraclio Rodríguez Gómez, presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria, a que deje atrás sus interéses personales o de grupo y se discuta y apruebe en sus términos en dicha comisión.

Finalmente, como población mexicana, principal consumidora de maíz en el mundo nos toca defenderlos antes las amenazas inminentes y hacemos un llamado a las y los diputados para que representen el interés nacional en virtud de proteger al maíz nativo



Ciudad de México, 27 de noviembre de 2019

¿Por qué votar NO a los cambios a la ley Federal de variedades vegetales?

  1. 1. Atenta en contra el intercambio de semillas en manos campesinas y protege los derechos de las empresas a patentar genes y variedades.

Un ejemplo, ahora la definición de obtentor es: “Ser reconocido como obtentor de una variedad vegetal. Este derecho es inalienable e imprescriptible”

Propuesta de cambio: “Ser reconocido como titular de una variedad vegetal” (p. 13)2. Se criminaliza tradiciones y costumbres de las y los campesinos que han sido imprescindible en el desarrollo de nuestro grano principal, el maíz.

A través de limitar el uso el intercambio de las semillas por parte de los agricultores, como lo hacen de manera milenaria

Delimita la selección y guardar de las semillas lo cual afecta directamente la diversidad genética y extiende los derechos de las semillas patentadas incluso a los productos que genera la variedad patentada:

“Artículo 54. Se impondrá de dos a seis años de prisión y multa de diez mil a cuarenta mil unidades de medida y actualización, a quien aproveche o explote una variedad vegetal protegida, su material de propagación o el producto de la cosecha, para su producción, reproducción, preparación, oferta, distribución, venta, producción comercial de otras variedades vegetales o variedades esencialmente derivadas, o cualquier otra forma de aprovechamiento conforme lo establecido en los artículos 4o. Bis y 4o. Bis 1 de esta Ley, sin la autorización del titular en forma reincidente.” (p. 47)

Es el escenario jurídico ideal para que los oligopolios controlen completamente las semillas y los transgénicos.

Permitiría el despojo más grave en la historia de la humanidad, ya que, si se contaminan los maíces nativos por transgenes patentados, los genes que tendrían los maíces nativos otorgarían el derecho de propiedad a los dueños de las patentes.

Quiénes son los beneficiados

Bayer-Monsanto, Syngenta, Dowpioneer

Atenta contra la autosuficiencia y soberanía alimentaria, abre paso a la utilización de semillas Genéticamente Modificadas (OGMs); atenta en contra el rescate del campo mexicano y la autosuficiencia y soberanía alimentaria, la prohibición de semillas transgénicas.

Que no aprueben el dictamen de la Ley Federal de Variedades Vegetales

Que protejan los intereses nacionales y no los de las empresas transnacionales.



México sin transgénicos y con bioseguridad

 

Ciudad de México, a 26 de junio de 2019

 

    -Más de 200 personas y 30 organizaciones saludan que el Presidente de México declare que en este país no habrá transgénicos.

    -Solicitan Decreto presidencial para asegurar un México sin transgénicos y profundizar medidas de bioseguridad.

    -Prioritario proteger la economía campesina, los derechos y bienes comunes: la salud, la alimentación, las semillas y la diversidad biocultural.

En carta enviada al Presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de comunidades indígenas, campesinas, científicas, cocineras, defensoras de derechos humanos, ambientalistas y artistas, saludan las declaraciones del presidente, afirmando que en México “no se permitirá el uso de transgénicos”. Miguel Concha Malo señaló que esta declaración es muy relevante para el país y que es fundamental darles un carácter vinculante, con base en la facultad para decretar que le confiere la Constitución Política Mexicana, en la fracción primera del artículo 71 y en los artículos 89 y 92 para emitir este tipo de actos.

Pánfilo Hernández, campesino de Tlaxcala del Grupo Vicente Guerrero -que por 29 años ha celebrado Ferias en Defensa del maíz-, mencionó que es fundamental el compromiso del gobierno con instrucciones claras para proteger los derechos y bienes comunes de la población mexicana: la salud, la alimentación, las semillas, la diversidad biocultural y la economía campesina. Hernández también señaló que “nuestro país es centro de origen del maíz y de otras especies fundamentales para la alimentación mundial, humana y animal que deben preservarse no sólo para la alimentación de las y los mexicanos, sino para el futuro  de la humanidad”[1].

La propuesta es “emitir un Decreto para establecer condiciones de una política integral de bioseguridad en México, que incluye legislación y acciones de gobierno que aseguren los derechos señalados. Si bien en México se logró detener judicialmente la siembra de maíz transgénico por una Demanda colectiva interpuesta por actores de la sociedad; se está consumiendo y sembrando ilegalmente maíz genéticamente modificado, de acuerdo a investigaciones científicas recientes. El gobierno anterior no hizo nada al respecto, incluso litigó en contra de la Colectividad demandante: campesinos, científicos, ambientalistas”, dijo Ana Ruiz, integrante de la Demanda Colectiva contra la siembra de maíz transgénico.

Se subraya que además de los transgénicos, los organismos genéticamente modificados (OGM) comprenden los productos obtenidos con técnicas nuevas, como edición genética, mutagénesis y a los organismos con impulsores genéticos (OIG); estos últimos tienen como propósito propagar el rasgo modificado en poblaciones de su misma especie[2], e incluyen, entre otros, plantas, insectos y algas, “una tecnología severamente cuestionada a nivel mundial”, hizo saber el Dr. Alejandro Espinosa, Presidente de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad.

Destacados cocineros mexicanos de renombre internacional como Elena Reygadas, Enrique Olvera, Marcela Briz, Mónica Patiño y Ricardo Muñoz, junto con artistas como Francisco Toledo y Rubén Albarrán -entre muchos más-, dieron su apoyo a esta iniciativa, pues con las acciones propuestas en este Decreto, se apoyará a los campesinos para continuar sembrando milpa –que brinda los ingredientes para la tan laureada comida mexicana-, se protegerán los derechos de las personas consumidoras a acceder a alimentos sin residuos tóxicos y se detendrá el daño y muerte de abejas e insectos polinizadores vitales para la sobrevivencia.

Carlos Ventura Callejas, a nombre de los firmantes, señaló que se entregó una carta el pasado 20 de junio en Presidencia, con copia a la Dra. Elena Álvarez Buylla, Directora de Conacyt y al Dr. Emmanuel González, secretario de CIBIOGEM, con la propuesta y fundamentos del Decreto. Finalmente, dijo que se espera la respuesta de Presidencia para trabajar conjuntamente las medidas del Decreto propuestas.

Se anexa la Carta con propuesta de Decreto.

_______________________________

[1] CONABIO considera que uno de cada 7 alimentos que hoy consume la humanidad, tuvieron su origen en la región que incluye México y Centroamérica, entre ellos: jitomate, frijol, chile, calabaza, papaya, aguacate, amaranto y maíz.

[2] Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, 25 julio 2018, páginas 7, 11, 14 y 20 https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX:62016CJ0528

Ciudad de México, 19 de junio de 2019


Se solicita emitir decreto presidencial para preservar la bioseguridad en México


Lic. Andrés Manuel López Obrador
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos
P r e s e n t e


Le saludamos y le comunicamos que recibimos con gran beneplácito sus declaraciones realizadas durante su toma de posesión y al cumplir 100 días de su mandato, afirmando que en México “no se permitirá el uso de transgénicos”. Consideramos dichas palabras relevantes para el país y que es fundamental darles un carácter vinculante y manifestarlas como un compromiso de Estado con instrucciones puntuales para proteger los derechos y bienes comunes de la población mexicana: la salud, la alimentación, las semillas y la diversidad biocultural.
Por lo anterior, le proponemos emitir un Decreto para establecer condiciones de una política integral de bioseguridad en México, que incluya legislación y acciones de gobierno que aseguren los derechos señalados y la preservación de la integridad de nuestro país como centro de origen del maíz y de otras especies fundamentales para la alimentación mundial, humana y animal. La facultad para emitir este tipo de actos se encuentra establecida en la fracción primera del artículo 71, y en los artículos 89 y 92 de la Constitución Política Mexicana.
Cabe señalar que nuestra petición se deriva de una lucha de largo aliento que el pueblo de México ha dado a lo largo de más de 20 años contra la introducción de la tecnología de organismos genéticamente modificados (OGM), sobre todo en nuestro alimento básico, el maíz. Múltiples acciones jurídico-políticas se cristalizaron en la Demanda Colectiva que logró la suspensión judicial de los permisos para la liberación de maíces transgénicos en
todo el país, a través de una medida precautoria otorgada por un juez federal el 17 de
septiembre de 2013 . Asimismo, se libra una lucha judicial contra la siembra de soya
tr ansgénica por la grave afectación a las abejas y familias que realizan la producción de
miel en el sureste del país . También nos hemos manifestado contra la siembra de algodón genéticamente modificado, por ser México país de origen de la especie de algodón más utilizada en el mundo, en cuyas poblaciones silvestres ya hay transgenes, por lo cual están en riesgo la conservación de su diversidad y la de las razas nativas de algodón de México.
El Decreto que solicitamos, se basa en la evidencia acumulada en el mundo sobre esta tecnología y se funda en los Principios de Precaución y Participación Ciudadana que facultan al Estado a ejercer medidas legales de protección contra las amenazas de daño grave o irreversible por el uso de tecnologías, incluso ante la falta de certeza científica, así como fomentar, sensibilizar la participación y garantizar el acceso a la información, respectivamente. México firmó el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología1 junto a 165 países, que entró en vigor en 2003, con el fin de proteger a la diversidad biológica de los riesgos que presenta la biotecnología moderna.
El Decreto que le proponemos ordenaría
• La colocación inmediata de señales en las más de 26 mil tiendas y almacenes Diconsa indicando que el maíz a la venta es sólo para consumo y no para siembra, porque es transgénico y contamina al maíz nativo.
• La prohibición de emitir permisos de liberación de organismos genéticamente modificados, incluidos los obtenidos con nuevas técnicas como mutagénesis o edición genética, para cría o siembra en todo el país.
• La moratoria a las importaciones de maíz procedente de los EEUU o de otros países;2 y mientras se instrumenta ese mecanismo, la prohibición de su distribución durante la temporada de cultivo y su esterilización o trituración a fin de impedir que el maíz importado pueda ser usado como semilla.
• Realizar monitoreo de transgénicos de manera sistemática en todas las regiones de México.
• Desarrollar y dar a conocer el trabajo del Laboratorio de detección de transgénicos SADER /SENASICA.
• Fomentar la investigación en materia de bioseguridad; así como en materia de evaluación de impacto de los OGM en la salud.
• Suspender la emisión de normas que mandata la actual LBOGM.
• Revisar la reglamentación, por ejemplo, el Reglamento Interno de Semarnat.
Asimismo, se emitirían las recomendaciones siguientes:
a) A los legisladores, para regulación en la materia
• Reformar de manera integral la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados para proteger las especies de las que México es país de origen.
• Mantener un órgano de bioseguridad fortalecido en la Ley.
1 Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica (2000). Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología del Convenio sobre la Diversidad Biológica [56] https://www.conacyt.gob.mx/cibiogem/images/cibiogem/comunicacion/publicaciones/cartagena-protocol-es.pdf
2 Conforme a la recomendación emitida por la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte en 2004. En: https://issuu.com/mxsinogm/docs/informe-cca
b) A los jueces y ministros
• Hacer justicia para el acceso al derecho humano al medio ambiente sano y a los derechos que se le relacionan.
Nos permitimos adjuntar una propuesta que hemos consensuado integrantes de la comunidad científica, campesina, indígena, estudiantil y organizaciones civiles, que contiene elementos esenciales para fundamentar decisiones en materia de bioseguridad.
Quedamos a sus órdenes para colaborar en la elaboración del Decreto y si usted lo considera adecuado, integrar una Comisión que dé seguimiento a esta petición.3
Un saludo cordial,
Atentamente
1. Miguel Concha Malo
2. Carlos A. Ventura Callejas
3. Adelita San Vicente Tello
4. Catherine Marielle
5. David Rivero Fragoso
6. Mercedes López Martínez
7. Ana Ruiz Díaz
8. Enrique Pérez Suárez
9. Elena Kahn
10. Cristina Barros
11. Francisco Toledo
12. Ruben Albarrán
13. Elena Reygadas
14. Enrique Olvera
15. Marcela Briz
16. Ricardo Muñoz Zurita
17. Monica Patiño
18. Pablo Salas
19. Antonio Turrent Fernández
20. Leydy Pech Martín
21. Pánfilo Hernández Ortiz
22. Everardo Chablé
23. Andrea Pech
24. José Luis Bustamante
25. Enrique Leff
26. Alberto Ruz Buenfil
27. Elena Burns
28. Pedro Moctezuma Barragán
29. Álvaro Salgado
30. Alejandro Espinosa Calderón
31. Margarita Tadeo Robledo
32. David Alan Lauer
33. Eduardo Batllori Sampedro
34. Angélica Ek Canché
35. Irma Gómez
36. Robin Canul
37. Wendy Bazán
38. Oscar Chan
39. Azul Morris
40. Marisa Jacott Jiménez
41. Mauricio Macossay Vallado
42. Narciso Barrera Bassols
43. Iván Jiménez Maya
44. Nelly Muñohierro
45. Homero Aridjis, Grupo de los Cien
46. Federico Berrón
47. Eckart Boege
48. Carlos Héctor Ávila Bello, UCCS
49. Julio Glockner
50. Benito Molina
51. Gerardo Vasquez Lugo
52. Jair Tellez
53. Alejandro Ruiz
54. Oscar Herrera
55. Jair Tellez
56. Alejandro Ruiz
57. Oscar Herrera
58. Amado Ramirez
59. Roberto Solis
60. Guillermo Gonzalez
61. Luisa González de la Vega
62. Alejandro Almaguer
63. Alejandra Acosta, EDUCE, AC
64. Homero Blas Bustamante, Sociedad Mexicana de Producción Orgánica AC
65. Andrés King Cobos
66. Virginia Sánchez Navarro
67. Benjamín Ortiz Espejel
68. Leticia López Zepeda, ANEC
69. Julio Muñoz Rubio
70. Maite Cortés García Lozano
71. Betty Ferber Aridjis, Grupo de los Cien
72. Iván Sawyer García
73. Luz María Montoya Pérez
74. Octavio E Quesnel Galván
75. Oscar Vélez Ruiz Gaytán
76. Jesús Juárez Balderas
77. Jorge Fernández Mendiburu, Indignación, AC
78. Mónica Mendoza Uranga
79. Carmen Morales Valderrama
80. Gerardo Alatorre Frenk, LAVIDA
81. Monserrat V. González Montaño
82. Maria Estela Morales Salamanca
83. Agustina León Silva
84. Blanca Lilia Morales Sánchez
85. Jorge Acosta González
86. Luis Sánchez Cataño
87. Arnold Ricalde Jager
88. Marco Díaz León, GEAVIDEO y Del Campo y de la Ciudad, Radio Educación
89. Martha Venegas Sáyago
90. Ismael Contreras Plata
91. Malin Jönsson, Fundación Semillas de Vida
92. Rafael Ortega Paczka
93. Laura Valdés Kuri
94. Carlos Ricardo Menéndez Gámiz
95. Marcos Arana Cedeño, Centro de Capacitación en Ecología y Salud Campesinos
96. Gordon Ross Fuentes
97. Ricardo Linares Carranza
98. Rafael Mier Sáinz Trápaga
99. Guadalupe Cruz Cárdenas
100. Luis Arturo Carrillo Sánchez
101. Juan Manuel Zaragoza Contreras
102. Silvia Terán
103. Cristina Mapes Sánchez
104. Elías Vázquez García
105. Manuel Xool
106. Patricia Moguel Viveros, Centro de Arte, Ecología y Cultura Morelia, Mich.
107. Eréndira Cohen
108. Marco Buenrostro
109. Carlos Chávez Reyes
110. Gisela Herrerías Guerra, Alternativas y Procesos de Participación Social AC
111. Raúl Hernández Garciadiego, Alternativas y Procesos de Participación Social
112. Jenny Zapata López
113. Juan de Dios Rodríguez Lizcano
114. Taurino Reyes Santiago, CERTIMEX
115. Francisco Xavier Martínez Esponda
116. Mina Bárcenas Jiménez
117. Ricardo Morales Virgen, AgroDer SC
118. Roberto Ramos Díaz, AgroDer SC
119. Patricia Pliego Collins, AgroDer SC
120. Eric Castañares
121. Alma Cruz Gómez
122. Angélica Pineda Moctezuma
123. Juan Manuel Corona Ornelas
124. Luis M Garrido González
125. Fernanda Pimentel Paredes
126. Arlen Carrasco Enríquez
127. Elías Vázquez García
128. Silvana Marisa Ibarra Madrigal
129. Sara Román Esquivel, Red Nacional Género y Economía REDGE
130. Eduardo Torres Navarrete, Centro de Apoyo al Movimiento Popular AC
131. Sofía Robles H.
132. Francia Gutiérrez Hermosillo
133. Juan Carlos Loza Jurado, Contraviento AC
134. Flor Soledad Hernández Villegas, Contraviento AC
135. Manuel Ramírez Moreno, STINCA
136. Mauricio González G, Centro de Investigación y Capacitación Rural, AC
137. Leticia Merino, SUSMAI, UNAM
138. Felipe Barrera Aguirre, Chinamapayolo, SC
139. Rosalba Calva Flores, STINCA
140. Leonardo Carlos Corona López, STINCA
141. Sergio Madrid, Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible
142. Barbara Torres Latorre
143. Primo Sánchez Morales.
144. Jaime Rubén Cuevas Mendoza, UAM X
145. Josefina Perea Díaz
146. Teresa Rojas Rabiela
147. Luis Felipe Crespo Oviedo, Museo Nacional de las Culturas del Mundo
148. Ángel Mendoza González
149. Fernando Bejarano, RAPAM AC
150. Javier Curiel
151. Gustavo Ampugnani
152. César Carrillo Trueba
153. Natasha Montes Hernández, Voces Mesoamericanas Acción Pueblos Migrantes
154. Georgina Vences Ruiz
155. Gisela González, Grupo Tequio
156. Domingo Olivera Díaz
157. Juan Ramírez
158. Antonio Castillo, COBOSPO AC
159. Mauricio D. W. Saraya Ley
160. Leticia Quesnel, Facultad de Medicina UNAM
161. Martha Elena García
162. Guillermo Bermúdez
163. Álvaro Urreta Fernández
164. Emilio Reza Araujo
165. Rebeca Monroy Torres
166. Ana Karen Medina Jiménez
167. Angela Castillo Chávez
168. Celeste Alvarado Sánchez
169. Marisol Serrano
170. Beatriz Román Salazar
171. Elia M. Couoh Tzun
172. Samaria Rodríguez Cruz
173. Aurora Suárez
174. Víctor Portillo Rodríguez
175. Silvia Rodriguez Cervantes
176. Julieta Ponce Sánchez
177. Rodrigo Gutiérrez Rivas, Instituto de Investigaciones Jurídicas
178. Josefina Hernández Téllez, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo
179. Elvira Villarreal Torres, Chihuahua, Chih.
180. Carmen Polad
181. Judith Espinosa Garduño
182. Joel Rojo Horta
183. Alejandro Calvillo
184. Roberto Villa Rosales
185. Myriam Ivonne Oviedo Aguilar
186. Iván Azuara Monter, UCCS
187. María Cuín Tovar
188. Lourdes Almeida Soto
189. Yolanda Castañeda Zavala, UAM
190. Elsa Guzmán Gómez, UAEM
191. Ivonne Vizcarra Bordi
192. Manuel Antonio Espinosa Sánchez, Universidad de Guadalajara
193. Humberto Fernández Borja, Conservación Humana AC
194. Beatriz Elena Alonso Duarte
195. Laura Collin Harguindeguy
196. Ignacio López Moreno, UAM
197. Martha Villavicencio
198. Eleazar García Ortega
199. Octavio Erick Quesnel
200. Blanca Pérez
201. Silvia Lugo Reyes
202. Ada García
203. Blanca Estela Pérez Acevedo
204. Jesús Juárez Balderas
205. Adolfo Fernández Téllez
206. Olinca Marino Uribe
207. Alma Cervantes Cota
Organizaciones:
208. Grupo de Estudios Ambientales AC
209. Grupo Vicente Guerrero
210. Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo
211. Fundación Semillas de Vida AC
212. Campaña nacional Sin maíz no hay país
213. Colectivo Ecologista Jalisco
214. Colectivo MA OGM
215. Centro Nacional de Ayuda a las Misiones Indígenas CENAMI
216. Centro de Capacitación en Ecología y Salud para Campesinos
217. Fundación Tortilla de Maíz Mexicana AC
218. BioPakal
219. Centro Mexicano de Derecho Ambiental, AC
220. Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, AC
221. Meliponario Familiar Balam Cab
222. Servicios del Pueblo Mixe AC
223. Centro de Apoyo al Movimiento Popular CAMPO
224. Colectivo de Comunidades Mayas de los Chenes
225. Muuch Kambal AC, Hopelchén, Campeche
226. Colectivo Zacahuitzco
227. Asociación Morelense de Lucha Contra el Cáncer AMORCC
228. Observatorio Universitario de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guanajuato
229. FANMex - Red de Acción por el Agua
230. COA Nutrición (Centro de Orientación Alimentaria)
231. Comida Lenta AC
232. El Poder del Consumidor AC
233. Sección México de FIAN Internacional
234. UNORCA Yucatán


CC. Dra. Elena Álvarez Buylla Roces, Directora General del CONACyT.
Dr. Emmanuel González Ortega, Secretario Técnico de la CIBIOGEM.



Discurso del Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales,

Dr. Víctor Manuel Toledo Manzur

 

En la conferencia matutina del 29 de mayo del 2019

Muy buenos días señor Presidente, distinguida concurrencia.

Hoy, en esta mañana de mayo, próxima al inicio de un nuevo ciclo de lluvias, me toca presentarme ante ustedes, compañeros y compañeras de la prensa, de los medios de comunicación, como el nuevo responsable de la cuestión ambiental en México.

Déjenme decirles que

La cuestión o “preocupación ambiental”, no es más que la re-aparición de la Naturaleza, la Madre Tierra, el enlace con la dimensión femenina, en las sociedades modernas como una fuerza que los seres humanos debemos tomar en cuenta y respetar para seguir existiendo, algo que, debe decirse, quedó en el olvido.

En efecto, la Naturaleza estuvo presente en el imaginario de las culturas ancestrales, como una entidad viva y sagrada desde sus orígenes desde hace 300,000 años y fue solo con el advenimiento de la modernidad, materialista, tecnocrática, patriarcal y mercantil que la Naturaleza se convirtió en un ente a ser eliminado y explotado, en un recurso natural externo, en un capital natural, en una máquina a ser analizada y escudriñada por el ojo frío , objetivamente frío, de una ciencia al servicio de la acumulación de la riqueza.

Así nos ha ido, así nos fue y así nos irá…

Esta conciencia ecológica, que suma día con día, a millones y millones de seres humanos en todo el mundo, nos permite visualizar de manera diferente a la política estatal. Tres dimensiones alcanzo a visualizar.

Primero, bajo la perspectiva de la conciencia ecológica, la habitual geometría política de izquierda y derecha desaparece para ser reemplazada por una sola disyuntiva. No hay más que políticas por la vida y política para su destrucción, políticas para la muerte. Visto globalmente este dilema se traduce en políticas que enfrían el clima del planeta y políticas que lo calientan. O defendemos la vida o la continuamos aniquilando en nombre del mercado, la tecnología, el progreso, el desarrollo, el crecimiento económico, etc., etc.

La segunda, es que ahora vemos el devenir, el transcurso del tiempo de otra manera. Ya no son años, décadas o sexenios, ahora están puestas las miradas en lo que pasará de aquí al 2050, en sólo 30 años. Para esa fecha, la humanidad alcanzará 9,000 millones de habitantes, el petróleo llegará a su fin (y le siguen gas, carbón y uranio), el cambio climático, que no se ha detenido a pesar de las advertencias de los científicos, desde hace ya varios años, estará generando catástrofes de todo tipo, y los alimentos que serán necesarios tendrán que generarse bajo métodos agroecológicos, y no más bajo las pautas insanas y destructivas de la llamada agricultura moderna o industrial.

Lo tercero, surge de lo anterior, es que ello nos obliga a indagar la verdadera naturaleza de las fuerzas profundas que provocan este panorama actual y de futuro próximo y he aquí que coincidimos con la Cuarta Transformación pues no somos los seres humanos los culpables de esta situación de crisis, como nos lo recuerda un ambientalismo superficial y una ciencia acrítica, sino una minoría de minorías, parásita y depredadora. Y esa minoría tiene nombre: se llama Neoliberalismo.

Es pues esta visión en la que, a mi juicio, debe orientar la política ambiental del país y su institución ejecutora: una política de emergencia y de restauración y cuidado de los elementos vitales que los mexicanos requerimos como un derecho humano esencial: aire limpio y respirable, agua para todos, energía ya no fósil, alimentos sanos, hábitat apropiado, reciclaje de desechos, hogares sustentables, ciudades ordenadas. Pero también acciones urgentes que permitan detener este transitar hacia el abismo, un destino al que nuestros hijos y nietos tendrán que enfrentarse.

¿Podremos lograrlo a través de la SEMARNAT?

Antes que todo debemos recordar que la Secretaría del Medio Ambiente surgió hace unos 25 años como una medida que ubicaba a México en la tendencia mundial de disponer de instituciones y leyes en torno al asunto al asunto ambiental, un fenómeno que coincidió con el inicio y despliegue del Neoliberalismo, generándose una contradicción que han sufrido los países en todo el mundo y que en el caso de México alcanzó proporciones dramáticas.

A través de los gobiernos neoliberales la política ambiental de México, que inició con bríos y notables avances en varios frentes, comenzó a perder aliento, se estancó y se fue desdibujando y terminó en una descomposición, bajos presupuestos y actos de corrupción inimaginables.

En el sexenio anterior la SEMARNAT ya no fue encabezada por funcionarios capacitados y/o calificados, sino por mercaderes del sector automotriz y por un vendedor de autos de lujo. La SEMARNAT fue tomada por nefastos representantes de esa minoría depredadora y rapaz que hoy destruye a la naturaleza por buena parte del mundo. Me refiero a las corporaciones que hoy dominan todas las ramas del quehacer humano.

En el acto de mayor desvergüenza, la SEMARNAT junto con la SAGARPA (hoy SADER) se pusieron del lado de empresas biotecnológicas en los tribunales, para detener la demanda legal de que un grupo de 40 ciudadanos y varias organizaciones campesinas interpusimos contra el Maíz transgénico, hace cuatro años.

Necesitamos entonces rescatar a la SEMARNAT de esa inercia para ponerla al servicio de la sociedad mexicana. Necesitamos promover leyes contra el fracking, contra el maíz y otros cultivos transgénicos; leyes por el agua para el consumo humano, y la defensa de la biodiversidad y del patrimonio biocultural de México.

¿Qué tenemos de nuestro lado? Muchas y muchos. Un gobierno anti-neoliberal sustentado por 30 millones de votos y una sociedad cada vez más consciente que aglutina desde cientos y miles de comunidades indígenas en resistencia, el México profundo, hasta sectores urbanos, jóvenes de universidades, la iglesia que sigue la teología de la liberación ecológica y la teología de la tierra, resistencias barriales, sectores democráticos, jóvenes, niños y niñas. Sólo Greenpeace México, tiene un millón de seguidores.

Debemos entonces volcar a la SEMARNAT hacia los ciudadanos y los colectivos. Debemos ciudadanizar la política ambiental.

El país también dispone de los suficientes talentos, expertos y especialistas en ciencia para fundamentar técnicamente las decisiones y acciones de la SEMARNAT, y para configurar una ciencia para la sustentabilidad, con ética y con conciencia. Vamos a procurar e impulsar esta calidad científica y tecnológica para afrontar nuestros grandes problemas ambientales.

La última fortaleza, es practicar el diálogo, como lo ha mostrado y demostrado el Presidente López Obrador en estos meses. Sólo la crítica y la autocrítica, bien templada, logrará madurar a la sociedad mexicana.

Agradezco desde mi corazón al Presidente de este maravilloso país, su confianza y amistad. Muchas gracias.


Comunicado de Prensa para su publicación inmediata

Ciudad de México a 21 de Marzo, 2018

PREPARA DIP. ÁLVAREZ ANGLI, TRAICIÓN LEGISLATIVA EN SEMANA SANTA

  • El Diputado Arturo Álvarez Angli del PVEM y Presidente de la Comisión de

Medio Ambiente traiciona al pueblo mexicano al aprobar Ley de Biodiversidad

para mercantilizar la naturaleza.

  • Aprovechando Semana Santa y sin considerar opiniones de gran relevancia, el

verde intentará un madruguete en favor de intereses económicos.

  • José Sarukhán, titular de la Conabio, ha señalado que esta Ley debe ser

ampliamente consultada por su trascendencia para todas y todos los

mexicanos.

Despreciando las opiniones de una gran cantidad de científicos y académicos, así como de instancias gubernamentales y otras fundamentales en torno al tema que trata la Ley General de Biodiversidad, el diputado Arturo Álvarez Angli, del PVEM, quiere autorizar una Ley de biodiversidad inconstitucional. En 2016 cerca de 50 mil personas firmaron en contra de esta iniciativa a través de Change, recientemente más de 200 organizaciones lo hicieron nuevamente, entre ellas muchas defensoras de derechos humanos.

Esta Minuta resulta inconstitucional porque de manera sesgada, se fundamenta sólo en el Artículo 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuya fracción XXIX-G otorga facultades al Congreso para Legislar en materia de protección al ambiente y preservación ecológica, pero no en materia indígena y omite en su fundamentación el Artículo 27 constitucional que regula los elementos naturales.

Además pasa por alto el 1o constitucional referente a Derechos Humanos y Tratados Internacionales así como y el artículo 2o referente a los derechos de Pueblos y comunidades indígenas y Comunidades equiparables a aquellas. Viola derechos humanos básicos entre ellos al uso y disfrute de la biodiversidad , al medio ambiente sano, a la participación, derecho a la alimentación. Es importante enfatizar que la cocina mexicana es considerada Patrimonio de la Humanidad ya que, es un modelo cultural completo que comprende actividades agrarias, prácticas rituales, conocimientos prácticos antiguos, técnicas culinarias y costumbres y modos de comportamiento comunitarios ancestrales.

1 Un sistema completo desde la siembra y cosecha se vería afectado, ya que dicha Minuta pone en riesgo la biodiversidad y sobretodo, los conocimientos ligados a ella, pues en materia de agricultura, los impactos del cambio climático se ha reconocido que sólo pueden enfrentarse con la agricultura campesina e indígena. Por ende y como ya se había mencionado en comunicados anteriores, es necesaria una coherencia legislativa entre biodiversidad y cambio climático.

Por si fuera poco entra en conflicto con la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable vigente, respecto a los derechos de pueblos y comunidades indígenas y de ejidos y comunidades agrarias sobre los recursos forestales que incluyen la Biodiversidad.

Asimismo, con la ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

1 Página Oficial de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura

https://ich.unesco.org/es/RL/la-cocina-tradicional-mexicana-cultura-comunitaria-ancestral-y-viva-el-paradigma-de-michoacan-00400

Entre las opiniones que está despreciando Álvarez Angli, en su calidad de residente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales (COMARNAT), está la del Dr. José Sarukhán, Coordinador de la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio), quien declaró en días pasados que está en riesgo el conocimiento de los pueblos pues “...Hay alimentos básicos en muchos países que han sido desarrollados por su gente, y no es correcto que sean capturados y presentados en otra forma, haciendo todo lo posible por desplazar el trabajo que hicieron aquellas personas”. Esta Ley permitirá la apropiación de los elementos de la naturaleza que son base de la comida mexicana, incluso de conocimientos sobre el uso de las plantas a favor de las grandes industrias: la alimentaria, la farmacéutica, y la de cosméticos. También la SAGARPA emitió una opinión en contra de la minuta por conflictos en las atribuciones de las dependencias federales porque “la iniciativa no le define una participación sustantiva, otorga la máxima autoridad a la Secretaría de Medio Ambiente y a la Conabio, incluso en temas que le atañen a Agricultura”.

Asimismo, los legisladores de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de

Diputados emitieron opiniones de gran relevancia que no están siendo consideradas, fundamentalmente en el sentido de que la ley debe ser consultada a los pueblos y comunidades indígenas, en los términos que establece el artículo sexto del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes.

De igual manera, la Senadora Silvia Garza, Presidenta de la Comisión de Cambio Climático del Senado de la República dio a conocer a la opinión pública un artículo en que señala que si bien se han incorporado más de 60 modificaciones a la minuta de la Ley de Biodiversidad, propuestas por organizaciones ambientales y expertos, aún hay temas por tratar e incluir y que estas deficiencias en el trabajo legislativo “...abrirán la puerta a múltiples violaciones a los derechos humanos, indígenas además de constantes ataques a los ecosistemas que ya de por si se encuentran muy vulnerados”. Puntualizó que las cosas deben hacerse bien y “...no se atente a través de asaltos legislativos a nuestro país”.Organizaciones que trabajan con mamíferos marinos han señalado las imprecisiones que contiene la Minuta sobre la reproducción en cautiverios que pondría en grave riesgo a estas especies. De la misma manera sucedería con los aviarios.

Se han emitido varios comunicados firmados por más de 200 personas algunas y más de 300 organizaciones exigiendo que esta Minuta se detenga en tanto no se realice una consulta amplia entre la población, académicos y población no afines a los intereses de Ninfa Salinas y su grupo. De igual manera, la pretensión de aprobar la minuta por la COMARNAT, sin dar respuesta a la petición formal de Consulta, Libre, Previa e Informada, culturalmente adecuada y de buena fe, refleja un profundo desprecio y discriminación hacia los pueblos y comunidades indígenas y las comunidades equiparables a aquellas, quienes serían directamente afectadas por esta medida legislativa.

COALICIÓN CIUDADANA ANTE LA LEY GENERAL DE BIODIVERSIDAD

Contacto para medios: - Gustavo Sánchez, Red Mocaf, Cel. 5544889920

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 -Amelia Arreguín, Red Global de Jóvenes por la Biodiversidad,

Cel. 4422875682 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 Carlos Ávila, Universidad Veracruzana, Cel. 9211038394 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

Importante:

23 de febrero del 2018

 

Diputado Arturo Álvarez Angli, del Partido Verde y Presidente de Comisión de Medio ambiente pretende dictaminar sin opiniones de otras comisiones y de la sociedad la Minuta de Ley General de Biodiversidad

  • Aun cuando la Mesa directiva turnó para opinión a las Comisiones de Asuntos indígenas y de Cambio climático, dictaminará sin su opinión.
  • La Minuta tiene problemas graves de inconstitucionalidad, no está armonizada con Convenios firmados por México y contraviene otras legislaciones.

El 15 de diciembre del año pasado, Ninfa Salinas, la Senadora al servicio de las trasnacionales, aprovechando la confusión creada por la aprobación en el Senado de la Ley de Seguridad Interior y con todas las artimañas posibles para aprobar esta Ley General de Biodiversidad, la cual es sumamente dañina para la sociedad y el medio ambiente. Durante 2017 la comunidad científica e intelectual; organizaciones indígenas, campesinas, y civiles hicimos diversos llamados para que se analizará este intento de  privatizar los recursos genéticos del país y el conocimiento de los pueblos indígenas, además de debilitar las áreas naturales protegidas permitiendo la minería y poniendo en riesgo especies silvestres sumamente importantes.

El primero de febrero de este año la Cámara de Diputados recibió la ahora Minuta que debería ser discutida por las y los Diputados y aunque sólo se turnó para su dictamen a la Comisión de Medio Ambiente, Presidida por el Diputado Álvarez Angli; la Mesa directiva la turnó también para opinión a las comisiones de de Asuntos indígenas presidida por el Diputado Vitalico Cándido Coheto Martínez del PRI  y la de Cambio climático presidida por la Diputada María de los Ángeles Rodríguez Aguirre del PAN. Incluso éstas Comisiones solicitaron el pasado 8 de febrero a la Junta de Coordinación Política que se dictaminará en Comisiones Unidas, sin embargo a la fecha no han recibido respuesta de los Órganos de Gobierno.

No obstante, el Diputado Álvarez Angli, está llamando para el próximo lunes 26 de febrero a las 11 horas, en un típico aceleramiento de los procedimientos conocido como  "albazo",  a reunión de la Comisión para dictaminar la Minuta de Ley General de Biodiversidad sin ningún debate u opinión. Esto a pesar de que su Secretario técnico, Eduardo Quijano se había comprometido en una reunión celebrada el pasado miércoles 21 de febrero con  sus homólogos de las comisiones mencionadas,académicos, y miembros de la sociedad a no dictaminar sin la opinión de las comisiones.

Más allá de lo que se ha reiterado en múltiples ocasiones en cuanto a que esta legislación omite derechos humanos enunciados en el Artículo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y contraviene acuerdos internacionales sobre la materia, como es el Convenio de Diversidad Biológica, y de derechos humanos; en específico, la Declaración de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la OIT.

Esta Ley creará graves conflictos entre las comunidades como los que se señala en los artículos 39 y 41 cuando “los mismos recursos genéticos se encuentren in situ dentro del territorio de varios pueblos o comunidades indígenas” o bien, cuando “los mismos conocimientos tradicionales asociados a recursos genéticos sean compartidos por una o más comunidades indígenas y locales”. Asimismo, abre la posibilidad del otorgamiento de beneficios "de caracter monetario o no monetario" (Artículo 47). Por otra parte, dará paso a confusiones al no armonizar los preceptos con la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados. Estos entre muchos otros ejemplos.

Es urgente  detener este albazo y permitir la opinión de las Comisiones citadas, así como, una consulta amplia, con los pueblos originarios y  con la sociedad en general ya que es un asunto que afectaría la soberanía nacional.

¡Escríbele al Diputado Álvarez Angli  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Exígele el debate de esta Minuta que permitirá el control y patentamiento por empresas de la biodiversidad que nos alimenta y afectará el medio ambiente ylas Áreas naturales protegidas.

Busca a los Diputados de la Comisión: 

 

http://sitl.diputados.gob.mx/LXIII_leg/integrantes_de_comisionlxiii.php?comt=42

 


29 de septiembre del 2018

Versión final del pronunciamiento incluyendo a los 43 estudiantes de Ayotzinapan, que aún nos faltan.

                                                                          

La Campaña Sin Maíz no hay País celebra por décimo año el Día Nacional del maíz y reafirma el derecho universal a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad con agricultura campesina e indígena, y asegurando la soberanía nacional.

Ante el desastre que desde hace más de 30 años ocasionaron las  políticas anti-campesinas, el mandato popular de las recientes elecciones obliga a la construcción de un nuevo modelo donde las personas y los sujetos colectivos, con todas sus demandas, estén representados en el Plan Nacional de Desarrollo orientado a reactivar la producción campesina e indígena con el maíz como eje y la milpa como sistema de vida.

Mantendremos, de forma organizada y colectiva la tierra, el territorio y el agua ante la depredación por mega-proyectos, los cuales ponen en riesgo lo necesario para sembrar, comer y vivir. Las políticas neoliberales sólo han protegido la agricultura agroexportadora e industrial concentrada en pocos estados y en pocas manos; en tanto que la mayoría de las unidades campesinas e indígenas de producción han sido excluidas[1].  Seguimos defendiendo la producción campesina e indígena –de pequeña y mediana escala- de  maíz nativo, que preserva la gran agrobiodiversidad del campo mexicano, el agua y los bosques; además, representa un modo de vida alternativo al capitalismo, en grave crisis.

La sangre derramada en esta tierra, las desapariciones -como las de los 43 estudiantes de Ayotzinapan, que aún hoy nos faltan-, junto al dolor ocasionado por el  narcotráfico y la delincuencia organizada tiene una razón que se resume en la política de abandono y despojo de la los territorios campesinos e indígenas. Reactivar la economía y la producción en estos territorios  es la única salida para desterrar la violencia, frenar la migración forzada de jóvenes y familias enteras, fortalecer el tejido comunitario, así como para detener la absurda muerte por mal comer en la cuna del maíz.

El derecho a la alimentación se ha ganado por la sociedad y debe asegurar la disponibilidad y la accesibilidad de comida sana a toda la población con equidad y justicia. Los campesinos pueden asegurar este Derecho con el apoyo decidido del gobierno, que también debe combatir los monopolios agroalimentarios para evitar el acaparamiento y la especulación con alimentos, así como, la venta de alimentos de pésima calidad.

Es impostergable garantizar el principio de equidad en las políticas rurales, así como los derechos humanos, ciudadanos y laborales de personas jornaleras agrícolas, de las mujeres, los migrantes, de pueblos originarios, y trabajadores y trabajadoras del campo.

Las consecuencias tanto en el campo como en nuestra mesa han sido nefastas, en tanto, grandes empresas trasnacionales extranjeras y mexicanas se benefician con incrementos constantes de sus ganancias gracias a la oferta de productos dañinos.

La sustitución de la tortilla de maíz en la dieta permitió el ingreso de productos con sustancias riesgosas por tanto, el cambio en la alimentación explica en buena medida siete de las diez principales causas de muerte relacionadas con la comida, ahora con peores consecuencias entre familias campesinas y de pueblos originarios donde los servicios de salud suelen ser carentes de acceso y calidad para prevenir muertes por mala alimentación.

De recuperar maíz y frijol como base de una nueva canasta alimentaria conforme a derecho, sería posible construir un panorama de salud a favor de los mercados locales, la cultura, el paisaje y la identidad alimentaria. De igual manera es preciso, proteger el derecho de las y los consumidores para prohibir la publicidad engañosa de comida "chatarra" que invisibiliza el riesgo de los productos ultra-procesados que han desplazado al maíz en todas sus variedades.

Es urgente contar con una estructura sólida de vinculación intersecretarial con el objetivo de hacer funcionar un sistema alimentario para asegurar la reserva, distribución y abasto de maíz y productos de la milpa, cercano a los hogares donde pueda consumirse a diario y sea el punto de partida de una economía territorial creciente y sustentable.

¡Con maíz y milpa hay país!

Llamamos a las mexicanas y los mexicanos a unirnos en un permanente proceso de lucha por las siguientes demandas:

  1. 1. Vigilar que el Poder Ejecutivo actue a favor del Derecho universal a la Alimentación y que defienda el interés público en todos los ámbitos y niveles, lo cual implica dejar inmediata y definitivamente de trabajar y litigar a favor de las corporaciones[2].
  2. 2. Destinar prioritariamente los subsidios gubernamentales a la agricultura campesina e indígena cuyos cultivos nos alimentan de manera sana y diversa.
  3. 3. Sacar al maíz y al frijol del TLCAN y del Acuerdo Transpacífico (TPP11). Instalar un mecanismo permanente en el Congreso de la Unión para administrar las importaciones y exportaciones de maíz, frijol y sus derivados.
  4. 4. Prohibir la siembra de maíz transgénico de todos los productos agrícolas genéticamente transformados, para proteger y mejorar el patrimonio genético de los maíces y productos originarios junto con un incentivo a la producción de maíces nativos.
  5. 5. Prohibir a los agrotóxicos, particularmente los plaguicidas altamente peligrosos como el glifosato[3], los que pueden causar la muerte a las abejas y otros polinizadores y de los prohibidos en otros países y autorizados en México
  6. 6. Aplicar inmediatamente el Principio de Precaución y los instrumentos y recomendaciones internacionales de protección a nuestros cultivos[4] y de los relatores especiales de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación[5]
  7. 7. Elaborar un nuevo marco legal de leyes, reglamentos y normas basado en la ética y la protección de los bienes comunes, de los derechos humanos individuales y colectivos a un ambiente sano, a una alimentación sana, a la biodiversidad, a la libre circulación de las semillas, a la información y a la autodeterminación de los pueblos. Una legislación a la altura de un país centro de origen, megadiverso y pluricultural, y su aplicación sin reserva por parte del Ejecutivo; así como el respeto de todos estos derechos por el Poder Judicial en todas las sentencias dictadas.
  8. 8. Abrogar los decretos presidenciales para devolver la veda a acuíferos. Prohibir el fracking y otras concesiones contaminantes para impedir la privatización del agua y asegurarla para las comunidades y poblaciones en primera instancia y en segundo lugar para la producción de alimentos que aseguren el Derecho a ala Alimentación.
  1. 9. Realizar estudios científicos pertinentes y libres de conflicto de interés para detectar tanto la presencia de transgénicos en el campo y alimentos, así como sus impactos en la salud humana y animal. Impulsar investigaciones sobre modelos tecnológicos para establecer un diálogo urgente de saberes entre ciencia y conocimiento campesino.
  2. 10. Integrar la alimentación campesina como principio básico de prevención y control de las enfermedades más costosas[6] junto a un Programa Campesino de Atención a Diabetes y Obesidad.
  3. 11. Determinar la lista de Alimentos Estratégicos[7] Mexicanos con base en el maíz y frijol para la formulación de una Canasta Alimentaria Mexicana por derecho.
  4. 12. Garantizar la operación intersecretarial agro-alimentaria, gracias a mecanismos públicos de vinculación entre las dependencias de gobierno para proteger el alimento desde la producción hasta el consumo.

En la Décima celebración del Día Nacional del maíz y a once años de la fundación de la Campaña Sin Maíz no hay País nos proponemos ampliar nuestras redes a otras luchas hermanas. Convocamos al pueblo mexicano para hacer presencia ciudadana y ejercer nuestro derechos: a la alimentación y a seguir siendo campesinos;  a trabajar como milpa conjuntando las diferencias para tejer una sociedad que sostenga esta Nación; y comer con bienestar en este suelo; a unir el campo, el mar y las ciudades en una mazorca como símbolo de la coincidencia por la defensa de la vida y sobre todo, a celebrar al maíz cada día, en cada mesa y en cada plato.

[1] Datos oficiales de SAGARPA demuestran (2017) cómo cinco entidades del norte del país (Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Sonora y Jalisco) que contienen al 9% de las unidades productivas que existen en el país concentraron más del 40% del presupuesto, mientras que en 16 entidades del país (la mayoría del centro y sur), donde se localizan el 42.6% de las unidades productivas sólo les llegó alrededor del 20% del presupuesto.

[2] El caso desde 2013 de las secretarías de Agricultura y Medio Ambiente (SAGARPA y SEMARNAT) en contra de la Demanda Colectiva contra el maíz transgénico en México y la Medida Precautoria de suspensión de su siembra, litigando con recursos públicos a favor de Monsanto, Dow AgroSciences, Syngenta y PHI-Pioneer-Dupont.

[3]  El herbicida glifosato, reconocido por la OMS como probable cancerígeno en humanos.

[4] El Principio de Precaución reconocido en la Declaración de Río (1992) / El Convenio de Diversidad Biológica (1993) y el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología (2003) / La cláusula de protección especial considerada en el Protocolo de Cartagena para los países centros de origen y diversidad / Las recomendaciones de la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte (2004) en el sentido de prohibir la siembra de maíz transgénico en México / Las recomendaciones de los jueces del Tribunal Permanente de los Pueblos – Capítulo México (2013-2014) de prohibir el maíz transgénico en el país.

[5] Por ejemplo los informes de la relatora Hilal Elver sobre plaguicidas  http://www.fao.org/agroecology/database/detail/es/c/878387/  y los de Olivier de Schutter sobre agroecología, entre otros. http://www.srfood.org/es/informe-la-agroecologia-y-el-derecho-a-la-alimentacion

[6] Tan sólo por Diabetes sin control mueren 100 mil personas, hay más de 75 mil amputaciones y más de 70 mil nuevos casos de insuficiencia renal.

[7] Los Alimentos Estratégicos Mexicanos tienen 6 características: Originarios mexicanos, altamente nutritivos, de producción limpia y justa, culturalmente aceptados, disponibles y accesibles todo el año y con mínimo nivel de procesamiento.


Página 1 de 6

© {2007} Fundación Semillas de Vida.