Historia

La Fundación Semillas de Vida nace de la convicción de que la calidad de nuestros alimentos depende de las semillas y de las y los que las producen. Guiados por esta idea, un grupo de personas de horizontes diversos comienzan a formar la Fundación en el 2006, la cual posteriormente se constituye como Asociación Civil en octubre del 2007.

Desde nuestros inicios nos propusimos unir los esfuerzos de productores, consumidores, así como científicos y académicos de áreas relevantes para contribuir al conocimiento, conservación y mejoramiento de las razas de maíz mexicano y de las especies asociadas en la milpa bajo una agricultura sustentable. Con este fin, hemos actuado desde una multiplicidad de enfoques, ya sea colaborando con otras redes, a través de participación en y organización de ferias de semillas y proyectos de conservación in situ, seguimiento y visibilidad a procesos legislativos, desarrollo de investigaciones académicas y participación en eventos internacionales, entre otros.


EQUIPO

Procedemos de diferentes ámbitos de acción y académicos, juntas tenemos experiencias en las áreas de política, estudios ambientales, sociología, estudios rurales y administración; así como conocimientos prácticos en la organización de talleres, dinámicas, actividades grupales, eventos públicos e intercambios de saberes, gracias a la suma de nuestras trayectorias en diversos colectivos.

La motivación detrás de nuestras acciones es avanzar hacia la generación de opciones productivas, que mantienen las semillas en manos campesinas, fundamentadas en sus capacidades, conocimiento, habilidades y, sobre todo, la gran riqueza de recursos genéticos que han generado y resguardan para beneficio propio y de la humanidad. Observamos que no se le ha dado el reconocimiento adecuado a la agrobiodiversidad –entendida como un complejo entre biodiversidad y conocimientos– y menos aún un decidido soporte por parte de los gobiernos, organismos nacionales e internacionales, iniciativa privada y en general de la sociedad, que son ampliamente beneficiados por lo que han generado y mantienen en sus parcelas y con sus conocimiento las y los campesinos de México. Asegurar una producción justa y sustentable es indispensable no solamente para las y los productores, sino para la sociedad en su conjunto.

Contactos

Malin Jönsson: Coordinadora

malin@semillasdevida.org.mx

Lucero Juambelz: Administración

lucero@semillasdevida.org.mx

María Fernanda Cobo: Relaciones públicas

mfcobo@semillasdevida.org.mx

Ana Kuhn: Responsable de fondos y campañas

ana@semillasdevida.org.mx

José Sampietro: Comunicación y redes sociales

jose@semillasdevida.org.mx

Julia Álvarez-Icaza: Responsable del proyecto Aval Maíz Nativo

Naomi Kosmehl: Voluntaria

Luz Elena García Martínez: Posdoctorante, Proyecto protección campesina del maíz nativo